Catálogo de rarezas

Sobre Caja Negra Editora

Por Victoria Cotino // vicutina@gmail.com

 

Como la última conversación entre piloto y copiloto que revela las razones de la caída del avión, Caja Negra Editora rescata aquello que la mayoría no conoce. Ahí donde otros no ven, los dueños de esta editorial que lleva siete años en el mercado encuentran valor. Ya sea en las canciones de una banda de post-punk o en las historias de cine de un director de la nouvelle vague, la edición está cuidada, el diseño es diferente para cada caso –siempre bello– y el material, garantía de originalidad.

Como el criterio de publicación parte del gusto de los editores, el catálogo de Caja Negra es de una naturaleza híbrida, al que algunos podrían llamar snob. Hay autores de culto, excéntricos o provocadores, como el beatnik William S. Burroughs, con La revolución electrónica –un conjunto de ensayos experimentales traducidos por primera vez al español– o Céline, de quien la editorial eligió Conversaciones con el profesor Y, el estruendoso regreso del francés al centro de la escena cultural. Casi no hay argentinos, con las excepciones de María Negroni, que para los editores –tal como da cuenta la contratapa de Pequeño mundo ilustrado– “escribe como nadie”, el documentalista Andrés Di Tella, que en Hachazos recupera el legado del ignorado cineasta del underground Claudio Caldini y del cine experimental de los setenta y bohemios, como el poeta, periodista y también boxeador Arthur Cravan, de quien Caja Negra publica Maintenant, una colección de la revista del mismo nombre, que el sobrino de Oscar Wilde editó y redactó íntegramente.

La singularidad parece estar entre las premisas fundamentales de esta editorial. Si publican a autores conocidos, nunca serán sus bestsellers. En filosofía han editado la correspondencia de Spinoza con un comerciante de cereales cristiano (La cartas del Mal), pero jamás su Ética. Tampoco la famosa Radiografía de la Pampa de Ezequiel Martínez Estrada sino sus reflexiones sobre la obra de Friedrich Nietzsche (Nietzsche, filósofo dionisíaco).

Mención aparte merecen la rara avis Ian Curtis / Joy Divison, reversiones, en el que trabajaron cuatro traductores, y dos obras de Jean-Luc Godard que van de la mano: Historia(s) del cine, una amalgama de conferencias, poemas y ensayos que fueron el prototipo del guión del film del mismo nombre, que junto con Después del rock de Simon Reynolds es uno de los libros de mayor éxito de la editorial, y JLG/JLG, en el que el director de Sin Aliento reflexiona sobre su vida, el arte y la política.

En sincronía con la actual celebración del BAFICI, Caja Negra prepara Generación Nada, la última novela de F.J. Ossang, un cineasta independiente de larga carrera. Otras publicaciones de próxima aparición son Retromanía de Reynolds y Pensamientos verticales de Morton Feldman.

Si bien Caja Negra vende sus libros en forma directa solamente en Argentina, cuentan con distribuidoras en España y en algunos países de América Latina, como Chile y México. // RT

Anuncios

Categorías:Apostillas

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s