Ciudad de agua, cuidad de pixeles

por Leticia Martin // leticiamartinelem@gmail.com

Planos para construir dos ciudades, de Jonás Gomez.
Editorial Mancha de Aceite. 66 páginas. $35

“el lenguaje pasa de lengua en lengua
es un beso no dado en el hipotálamo”

Planos para construir dos ciudades es un libro de poesías que se parte al medio. Décimo título de la editorial artesanal Mancha de Aceite, presenta dos tipos de ciudades a partir de la observación de sus bocetos. En la primera parte expone las coordenadas de una ciudad de economías hídricas; y en la segunda deja ver la capital de las yuxtaposiciones.

Como si pudiera desnudar las estructuras, Jonás Gomes usa un lenguaje pulcro y gélido para descomponer las formas opuestas de estas ciudades. Ese rasgo lo separa de Poesía Civil de Raimondi, que pareciera erguirse a golpe de vista en su primera influencia. Sin embargo el autor asegura lo contrario. “Estuve observando mapas, bocetos y planos de ciudades, dice, en todo caso pensé en algunas obras de Kuitca, que tiene trabajos con mapas. Esa fue un poco la idea: construir escenas desde la distancia.”

Frenar la mirada encima de los mapas y sus fronteras no es lo mismo que recorrer un territorio, pero en el caso de este libro resulta un buen ejercicio de imaginación. Sus dos ciudades, distintas y complementarias, bien podrían ser la ciudad medieval y la ciudad moderna con las que Zygmunt Bauman en Legisladores e intérpretes, representa la cultura silvestre y su devenir en la cultura de jardín.

Pero vamos a las ciudades que se construyen en el breve universo de la escritura de Jonás. Atlantis es una ciudad hídrica. Un lugar orgánico y libre; en oposición a la ciudad de las yuxtaposiciones. En Atlantis todo fluye de un modo sencillo, sin un plan de vigilancia y sin las tensiones de la gran capital moderna. Esta ciudad está recorrida por lo vital. Los ríos son venas que hacen presente al hombre. La ciudad es atravesada por el impulso de la sangre. Por las hormigas, los animales y el movimiento de elevación contrario al derrumbe.

“Si hay vida hay una ciudad / porque antes hubo inspiración / tiempo y trabajo.”

El río, como un brazo líquido que deriva en falanges, termina brindándose en forma de manos. El río no se cierra en un puño, sino que se abre en el fluir de la circulación.

“Es un circuito que no tiene desembocadura / que es ciclo de una fuerza cíclica.”

Hay arterias de agua, quietud, vínculos, parejas y algodón. Hay sensaciones, leche y respiraciones. Hay calma cerca de los ríos. También hay un sueño colectivo.

“El encuentro de agua de cielo y agua de tierra / se da temprano / en las primeras horas de la mañana.”

Las líneas que cierran los poemas son siempre simbólicas y contundentes. Jonás escribe sin usar mayúsculas y repasa cada aspecto que define a las ciudades. El poema de la página 31 pide una lectura a gritos.

La otra ciudad de este universo es la capital de las yuxtaposiciones. Una ciudad tecno violenta donde los tubos de aerosol son granadas activadas por el ocio. Existe un terrorismo visual en los ladrillos [dice] los chicos bomba abrazan a sus objetivos. Pocas cámaras de seguridad conocen sus facciones. En esta ciudad también hay árboles, pero en verdad no hay naturaleza. Hay paisajismo aplicado al urbanismo, aplicado al nacionalismo.

La ciudad yuxtapuesta nos hace pensar en la Nueva York tecnologizada y ajena del norte de nuestro continente. Es la ciudad global, sampleada, cita en ninguna parte del globo. No es claramente la ciudad melancólica de la infancia, ni la ciudad punk rock de la adolescencia que se circula de la escuela a los asaltos, o del recital a casa.  Una frase impecable cierra el último poema.

“Los dinosaurios van a despertar / duermen debajo de las avenidas pero van a despertar”.

Como una amenaza del pasado, siempre, los dinosaurios.

*

Jonás Gomez nació en Buenos Aires, en 1977. Editó la plaqueta Zorzales en Munro como parte del Proyecto Latinoamericano de unión poética, ganó el premio Indio Rico con el libro Equilibrio en las tablas (Editorial Mansalva), editó El dios de los esquimales (Ediciones Diatriba, 2010) y fue parte de la antología Si Hamlet duda le daremos muerte (Libros de la Talita Dorada, 2011).

Sus textos pueden leerse en el blog: jonasland.blogspot.com

*

Para pedir el libro: editorialmanchadeaceite.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s