Si Mary Main viviera sería Marcos Aguinis

Por Mariano Zamorano / marianoandreszamorano@gmail.com

La mujer del látigo, de Mary Main.
Ediciones La Reja.

La mujer del látigo fue la primera biografía sobre Eva Perón. Publicada por primera vez en Estados Unidos en 1952 con el título The women with the whip y la autora bajo el seudónimo de María Flores, en la Argentina el libro fue editado tras la Revolución Libertadora. En la tapa, la editorial La Reja lo anunció como “un éxito mundial” y no se confundió: en menos de un año agotó cinco ediciones y en 1978 fue adaptado al musical Evita. ¿Bibliografía seria o compilación de chismes? Si algo debe destacarse de La mujer del látigo es que aún en la actualidad puede leerse como el manual básico antiperonista. Desde la solapa de la primera edición argentina (1955) se aclaró: “No es posible contar de dónde y cómo se obtuvieron algunos datos. Bastará recordar al lector que bajo toda dictadura hay quienes aceptarán los riesgos para mantener viva la llama de la libertad”. Esa fue la función que quiso cumplir la escritora Mary Main, quien luego de la Revolución Libertadora perdió sus temores y publicó bajo su verdadero nombre: La mujer del látigo revelaría el pasado que Eva había querido ocultar.

Tras aclarar que abandonó el país poco después de que Perón fuese elegido presidente por primera vez y regresó en 1951, cuando Evita “había pasado a ser el símbolo nuevo, incierto y receloso género de vida”, Main hace de La mujer del látigo una biografía lineal, simple, sin fuentes ni fechas claras: Eva nació en Los Toldos, formó parte de la prole ilegítima de Juana Ibarguren y no finalizó la escuela primaria “por la inseguridad económica de su familia o por su precaria salud”. La llegada a la adolescencia fue acompañada del ofrecimiento por parte de un cantor de tangos de viajar a Buenos Aires y Eva no dudó en “abandonar a su madre sin mayor pesar”. Una vez en la ciudad ganó “sustento en pequeños papeles y en anuncios y fotografías sugestivas”, hasta que sus redes de contactos le permitieron conocer a ese coronel en pleno ascenso. Según la escritora, una vez en el poder Eva acrecentó su influencia “que iba a conducirla, si la muerte no se le adelantaba, a la insanía” y sus apariciones son retratadas “por esa sencilla elegancia que cuesta tanto dinero”. Luego, Main concluye que la enfermedad de Eva constituyó una carta de triunfo para Perón, ya que “pasaba a ser el centro de una exhibición emocional de extraordinaria publicidad”.

A pesar de esto, lo más importante de La mujer del látigo se encuentra en las interpretaciones fuera de los datos biográficos: Main escribe que el peronismo se dirigía al “sector simple y poco educado” porque para “la gente culta ese sentimentalismo y esa extravagancia resultaban desagradables y ridículos” y arriesga que en el 17 de octubre de 1945 “los manifestantes fueron transportados en camiones desde los barrios del sur de la ciudad y llevaban banderas, estandartes y retratos que no pudieron reunirse en una sola noche”.

Por otra parte, La mujer del látigo aborda con aciertos la problemática de la libertad de prensa y expropiación de medios (sesenta años antes que Pablo Sirven en Perón y los medios de comunicación), la represión policial a dirigentes sindicales opositores y el caso de tortura al estudiante Ernesto Bravo. En el último capítulo Main aclara que La mujer del látigo no se trata de una biografía completa y advierte a “aquellos que inicien la tarea” que la influencia de Santa Evita no desaparecería por medio de leyes ni decretos. A esta altura queda claro que muy pocos se tomaron en serio sus consejos.//RT3

Anuncios

Categorías:Reseñas

Tagged as: , ,

1 reply »

  1. Siempre me llamó la atención, del caso Ernesto Bravo, que este señor haya emigrado a Cuba, un país donde lógicamente, para bien y/o para mal, se reprime a la oposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s