Peronismo zombie y sus reencarnaciones mutantes

Por Alicia Digón // aliciadigon@gmail.com

Entrevista a Daniel Guebel

 

Entrar en La carne de Evita es imponerse un acto de constricción a lo hasta ahora conocido en la escritura de Daniel Guebel. En su primera parte, lleva a un rudimentario e intrépido Rodolfo Zarlenga desde los esteros del Iberá hasta la altiva e indiferente Nueva York de las galerías, los curadores y los coleccionistas de obras de arte. Imaginárselo en esos vericuetos es suponer que la verdad es una rara construcción del deseo, por sus circunvalaciones y los tropiezos que éste demanda. Con momentos tragicómicos, muestra una historia argentina de la mano de un personaje hilarante. La obra de teatro entona diálogos, cuya trama hace pensar en una mujer o varias mujeres concentradas en una sola, al conjuro de una visión de la vida que al vivir se venga a sí misma, con la altivez y la distancia de los tristes. En la última parte aparece fugazmente el homenaje a una Evita del bronce, a la mujer y su carne vendida como un objeto apetecido o desechado, como lo es toda esfinge, todo nombre del homenaje.

Hay tres partes en La carne de Evita, ¿podrías hablarnos de cada una de esas partes y el sentido de incluir una obra de teatro en ella?

En el principio fue el verbo teatral. Por si algún lector lo advirtió, la obra de teatro es un desprendimiento de mi novela La vida por Perón, precisamente de la parte en que un Perón antiperonista conversa con una especie de Galimberti. Durante años pensé en escribir esa obra, pero siempre difería el momento de escribirla. De algún modo, esa espera fue creando la cuna donde se hamacaba el deseo de volver a escribir sobre el peronismo, deseo que ignoraba tener, hasta que me apareció la historia de “La infección vanguardista”, el primer relato de La carne de Evita. Una vez que empecé a escribirlo, vi que ese relato se abría después a otro, Monumentos, la obra de teatro, que había sido su génesis secreta: sólo tuvo que esperar a su tiempo. Cada uno de los textos que componen mi libro es de lectura independiente. A la vez, el título habilita la lectura complementaria, una mirada sobre el desplazamiento del cuerpo de Evita, de las miradas sobre ella, del modo de su aparición (incidental primero, monumental y político después, sacro en la obra teatral, prostibulario y místico en el cuento final).

¿Qué relación ves con tus obras anteriores? ¿Por qué esta sería una obra y no una “novela”?

Si puedo echar una mirada de conjunto sobre los libros que escribí hasta el presente, tengo la impresión de que, detalle más o menos, y con independencia de los asuntos narrativos, cada uno aborda un asunto en particular, alrededor del que se encarniza, y en ocasiones algunos de ellos se ocupan de todos los asuntos en general, ya que mis asuntos son tres: el amor, la mística y la política, como parte de un arte combinatoria general. En La carne de Evita, amor, mística y política se mezclan para trabajar el peronismo zombie y sus reencarnaciones mutantes.

El manejo de los tiempos y del humor en La carne de Evita es profundamente diferente que en el resto de sus escritos, ¿Cómo fue la concepción inicial? ¿Nació y fue bifurcándose o tenías un proyecto previo de escritura?

Si es profundamente diferente, mejor, porque sigo teniendo el sueño imposible de ser un escritor distinto en cada libro.

¿Continuarías La carne de Evita o te parece que finalizó aquí?

Claro que sí, a la manera en que se continúan mis libros, no en segundas partes sino en ciclos de reescritura. Me falta un poema dramático, me falta un cuento donde una Evita grande como King Kong y provista de un falo aniquilante sodomiza a la oligarquía y abate a mano limpia a los aviones que bombardearon Plaza de Mayo. Una novela con Perón juntando la plata de los nazis prófugos para financiar su proyecto de conquistar el mundo para la Tercera posición… que es un invento de Mussolini. El peronismo sigue dando para todo.//RT3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s