Las princesas guerrilleras se llaman todas igual

Por Luz Marus // luzmarus@hotmail.com

Diario de una princesa montonera – 110% verdad, de Mariana Eva Pérez.
Capital Intelectual, 2012. 211 páginas. $ 54.

 

Mariana Eva Perez nació en Buenos Aires en 1977. Se crió con su abuela paterna; actualmente vive en Berlín y realiza su doctorado en Ciencias Políticas. Dice que quisiera escribir sobre otras cosas, pero que el Tema, el “temita”, se le instala a pesar de ella. Comenzó con el blog “Diario de una princesa montonera”, que se transformó en un libro editado por Capital Intelectual en marzo del 2012.

Decir que hay humor en un libro es arriesgado, siendo este tan subjetivo. Mucho más sería afirmar que existe humor negro. Mariana Eva Perez maneja ambos con una destreza inigualable y nunca antes vista con respecto al Tema, o “al temita”. Es imposible comprender esto, como su ambivalencia de amor-odio hacia el gobierno, sin citarla: “MANDÁ TEMITA AL 2020 Y PARTICIPÁ DEL FABULOSO SORTEO. UNA SEMANA CON LA PRINCESA MONTONERA. Ganá y acompañala durante siete días en el programa que cambió el verano. El show del Temita. El reality de todos y todas. Una vida Cien por ciento atravesada por el Terrorismo de Estado. Mandá TEMITA al 2020 y cumplí tu fantasía”. Humor, compromiso y sensualidad de la mano de nuestra anfitriona, que no se priva de nada a la hora de luchar “por la Memoria, la Verdat, y la Justicia”.

No todo es ironía en el libro de Mariana Eva, por supuesto. Pareciera que utilizara ese recurso para ablandarte y cuando menos te lo esperas, llega el golpe bien dado. La emoción y la furia. “Una mujer le da la teta a un bebé de cinco días que no es suyo, que es de otra madre, que pasará a otras manos, y no le importa. A tragar mentiras de ahora en más, bebé. DENUNCIANTE 1, que le dio la teta y le ocultó su historia durante veintiún años, me parece más perversa que Videla”. De repente vuelve al sarcasmo y se llama así misma “militonta” y a sus compañeros “hijis” y se burla de los lugares comunes y del ghetto al que dice pertenecer. “Las princesas guerrilleras nos llamamos todas igual: Victoria, Eva, María, María Eva”. Cuando estás por flaquear vuelve el sarcasmo. Es el turno de las redes sociales: “Explotó el 24 de marzo en Facebook. ¿Cambiamos la foto de perfil por la silueta con la clásica leyenda Nunca Más o por la foto de tu desparecidx favoritx? La marcha me la seca siempre”.

Nos cuenta de su enamoramiento cuando conoció a Néstor y su posterior desilusión para recuperar ese amor el día de su muerte. “Espero no arrepentirme”. “Te prometo que no te vas a arrepentir, le contestó Kirchner”. “Clímax de fe en la política, orgasmo de credulidad”.

Vuelve a mencionar a los “hijis”: “Ernesto y María están saliendo. Las parejas de hijis me dan impresión y curiosidad. Nunca estuve con un hiji.” A su amor lo llama JOTA, como si no pudiese, por algún motivo, nombrarlo. “Cosas que se nos ocurren con JOTA en la cama después de apagar la luz”, a lo cual sigue una serie de chistes inventados sobre los montoneros, el comunismo, los “hijis” y los “militontos”. A sus padres desaparecidos los llama por el nombre de pila y le dedica un poema:

“No se pasaron de bando,

Ni estaban en París,

No entregaron la guita,

Ni a nadie”

Mariana Eva Perez no es cursi sino todo lo contario. A pesar de su crudeza al hablar, su aparente liviandad y sarcasmo, nos atraviesa sin advertirnos.//RT3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s