Cyborgs para todxs

Por Mariano Zamorano//marianoandreszamorano@gmail.com

Las mellizas del bardo, de Hernán Vanoli.
Editorial Clase Turista, 2012. Colección Saqueos en Greiscol. 79 páginas. $ 40.
Foto de tapa: Marina Alessio.

En tiempos de reivindicaciones feministas, las mujeres permanecieron incólumes en el papel secundario que les toca dentro del mundo futbolístico local. Todavía no se las vio subidas al paravalanchas manejando alguna tribuna  y la novedad pasa por tener alguna comentarista perdida en el Fútbol Para Todos. Para pensar en cierto protagonismo hay que remontarse a los 60 con la Gorda Matosas o a los 70 con La Raulito, aunque sólo hayan sido personajes pintorescos de las tribunas. En Las mellizas del bardo, Hernán Vanoli recrea un mundo “dominado por las mujeres”, en donde Vicky y Naty intentan ascender posiciones como barrabravas de Boca Juniors.  Les gustan por igual las emboscadas, el asado y los picaditos, pero por sobre todas las cosas son protagonistas de su propio clásico con las cuervas.

Las mellizas del bardo comienza con Naty narrando la forma en la que se colaron junto a Vicky en un colectivo de la línea 25 (“un Mercedes de los viejos, cagados a palos”), refugiadas con remeras de San Lorenzo choreadas en la avenida Almirante Brown, para sacar información rival “sobre cómo se manejan con los trapos, con la yuta y con las armas”.  La situación se les termina yendo de las manos y el final lo marcan las placas rojas de la  televisión que anuncian “DOS MUERTAS y TRES HERIDAS EN BRUTAL ENFRENTAMIENTO BARABRAVA”. Responsables absolutas de los asesinatos de las cuervas, Vicky y Naty deberán asistir a un asado en donde la cúpula de la barrabrava liderada por la Gorda Ibáñez decide el futuro de ambas: el precio a cambio del encubrimiento será un viaje a Mar del Plata en el Ford Orion de la Torda con el fin de entregar una carga desconocida a unas brasileñas. Llenas de dudas y sin otra opción, las mellizas del bardo aceptan lo impuesto pero a la altura de Chascomús se encuentran con que el objeto a transar es el cyborg Lionel Messi, ex jugador de Barcelona y consagrado campeón del Mundial 2014. A Vicky y a Naty no les resulta difícil imaginar el negocio pactado: las brasileñas quieren al cyborg Lionel  -quien se activa con la carga de nafta humana “pura, rica y celestial”-  para que juegue la próxima liguilla brasilera. El motín, calculan, debe rondar los cien mil dólares a repartir con la AFA y el club.

En una reciente entrevista Vanoli celebró la aparición desde 2000 de “una literatura que incorpora discursos de las ciencias sociales e Internet”, alejada de aquella más inmanentista y el narrativismo duro: su impronta en Las Mellizas del bardo queda compuesta por el frenético ritmo de escritura establecido, una trama llena de violencia en un futuro no tan lejano, un cyborg  Lionel Messi y una protagonista que narra e interpela a lo largo del libro a un lector omnipresente.

*
En Revista Tónica #4: Entrevistas a los autores de Saqueos en Greiscol y a los editores de Clase Turista.
Disponible para su descarga el lunes 3 de septiembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s