Golosina de culto

Por Mariano Vespa // marianovespa@gmail.com

 

El auténtico artista no perece, sólo sabe anticiparse. Compositor prolífico, el cantante uruguayo Gustavo “El Príncipe” Pena es una de las joyas del folk latinoamericano a pesar de no haber editado ningún disco. La aparición del documental La cocina, dirigido por Guillermo Villalobos, permitió conocer las andanzas de Pena poco antes de su suicidio. En más de una ocasión se lo ve armando un porro y tarareaba sus miserias, aun cuando estaba internado. En una de esas entrevistas cuenta que un alfajor lo sacó de un estado de coma. ”La gente no sabe. La cantidad de diabéticos es un estadio lleno de Montevideo, lo mismo que quienes no lo saben. Incluso hay coros de diabéticos. Es el equilibrio, algo que no me había puesto a pensar”.

En más de una ocasión me pregunto si la belleza perece. El taller Cómo mirar lo extranjero y escribir sobre ello, dictado por la escritora española Mercedes Cebrián, me permite reflotar ese interrogante.  La propuesta se  llevó a cabo en el Centro Cultural España (CCEBA),  en el marco del IV FILBA. Con una voz suave, Cebrián detalló su experiencia como cronista de viajes en distintos periódicos españoles y posteriormente, estructuró sus consejos de escritura a partir de cuatro ideas: representación de lo visual en palabras, examen de conciencia del periodista,  evaluación de  estereotipos y  contextualización del paisaje como un tejido.  Reitera el concepto de extrañamiento. “Soy obsesiva, pienso en las limitaciones de las obras”, aclara. Hace poco, Random House editó Oremos por nuestros pasaportes, una antología de los textos publicados en España. En uno de los poemas del libro Mercado común puede verse esa preocupación:

“Lo mapable es inverosímil si no posee

sobre la que fijar el dedo

indice. Si no nos quedan dedos para decir

ahí estuve yo, lamer el mapa entonces

es la única vía para delimitar la palabra terreno”

Entre los participantes del taller un reportero mexicano, una fotógrafa colombiana y una arquitecta uruguaya  se mezclaron con los periodistas argentinos, acreedores de  un pronombre personal satinado ad infinitum. Algunos tomaban notas en esquelas otros se reclinaban en las sillas multicolores. La atmósfera, otrora cansina, tomó un impulso cuando los integrantes de la primera fila comentaron sus viajes a Cuba y Ecuador y sus entrevistas a Cynthia Rimsky y otras tantas personalidades el ambiente cultural.  A riesgo de convertirse en una charla de centro de jubilados,  Cebrián intervino con proyecciones de blogs,  historietas  o  series fotográficas  para reafirmar el propósito del encuentro. Acotó, además, que le resultaba sorprendente el alto consumo de golosinas que se da en Argentina. A viva voz, una veinteañera agregó: “Si, hace poco murió uno de los creadores del alfajor ese, Capitán del….  Fue noticia en todos lados”.  Podría haber dicho Capitán Beto, Capitán Piluso o Capitán América. Era una sutil actuación. Antes que nadie sentenció: “¡Capitán del Espacio!”. En la sala también se escuchó: “En el INTA hay un departamento de degustación, trabajan muchos ciegos ahí”. Cebrián miraba atentamente, sin inmutarse. Por un momento la imaginé comentando con sus colegas como un simple alfajor fue el puntal para construir diatribas etnocéntricas devenidas  primero en el origen del dulce leche y luego en el estatuto de la crónica latinoamericana, en un mash up que incluía los nombres de  Villoro, Caparrós y Roncagliolo, entre otros estrategas.

Supongo que  cualquiera es capaz de hacer un alfajor,  solo basta con un  manual de estilo y algunos ingredientes. La compulsión metódica no siempre da buenos resultados. Lo mismo ocurre  con la escritura de crónicas. La belleza, a fin de cuentas, radica en jugar con el loop.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s