Canones literarios pretextos del teatro

Sobre las versiones teatrales de El Túnel de Ernesto Sabato y los poemas de Alfonsina Storni en Alfonsina y los hombres

Por Natalia Gauna // @NatiCGauna

 Alfonsina StorniLa adaptación, versión, traslación o cualquier término que aluda al pasaje de la literatura al teatro intenta contener una posible pero no necesaria relación entre dos universos con especificidades  distintas. Los motivos y los efectos deseados por los artistas que emprenden esta tarea responden más a la búsqueda de un valor a priori de la obra amparado en el texto base –que actúa como una especie de sello de calidad- que a un autentico y novedoso planteo estético. Y en este sentido, la relectura de la obra literaria resulta difusa. ¿Qué elementos motivan la transposición de un texto literario a un texto dramático? ¿Puede rastrearse cierta teatralidad en las grandes obras de la literatura?

“Cuando hay una buena historia, todo es posible” afirma Roberto Ibáñez, actor y dramaturgo que adaptó al teatro la novela de  Ernesto Sabato, El Túnel.  ¿Alcanza con una buena historia? El texto en teatro es apenas uno de sus componentes. Incluso puede no existir y, sin embargo, estar frente a un hecho teatral. Por lo cual la creencia que una buena historia posibilita la representación resulta una confusión. Cuando hay una buena historia no todo es posible; se pueden trazar puentes entre la literatura y el teatro pero aun así existe una zona de frontera que aleja y acerca estos territorios artísticos.

Sabato dijo respecto de la puesta en escena de El túnel que resultaba “peligrosa” esta transposición porque los artistas “se plantearon la conversión de una obra que ha sido escrita para ser leída en un espectáculo teatral”. Más allá del visto bueno del escritor por el resultado del trabajo escénico, queda aun pensar la “peligrosidad” inherente a la manipulación de la obra base. Ibáñez se encargó de aclarar que intentó “mantener en un 99 % el texto original, sólo seleccionando los momentos más teatrales respetando el espíritu de la novela e introduciendo modificaciones de orden en función de la tensión y el desarrollo del relato”. ¿Cuál sería un momento teatral en esta novela? ¿Cuál otro “más teatral”? La obra de Sabato genera un abanico de imágenes, de escenarios y personajes posibles que cada lector configura en su mente. La locura del desamor de  Juan Pablo Castel, la planificación de un asesinato y la confesión son elementos de una novela que genera intriga producto del modo en que está narrada y del ritmo que adquieren las palabras escritas. Ni en la narración ni en el ritmo aparece “lo teatral” porque falta aun lo esencial: la acción dramática.

Ahora bien, ¿qué sucede con los montajes de textos poéticos? En ellos existe cierta sonoridad y melodía en las palabras que posibilita un decir distinto de los artistas. La actriz Victoria Moréteau es la protagonista de Alfonsina y los hombres, espectáculo dirigido por Mariano Moro, quien además seleccionó y adaptó los versos de Alfonsina Storni incluidos en este espectáculo. Moro explica que “el poema en realidad no se lee. Es sonoro. Se encarna y se dice. Eso sí, esta encarnación debe ser a la vez contundente y delicada para seducir, envolver, convencer, iluminar”. De aquí la importancia que el director otorga a la intérprete  que se apropia de los versos sin esfuerzo. Moréteau dice cada palabra de la escritora de manera sublime y dulce. Pero en la excelente declamación no aparece constituido aun “lo teatral” y, al igual que en la puesta de la obra de Sabato, el interrogante sigue siendo en dónde rastrear la teatralidad de los versos de Storni. La acción dramática en Alfonsina y los hombres se construye y se apoya en la interpretación de la actriz por lo cual lo teatral está sólo en ella, en su gestualidad y en su decir; no así en los versos de la poeta, razón por la cual Moro elige un escenario despojado casi por completo. En El túnel la acción dramática radica en la composición del personaje de Castel y en la puesta escenográfica que construye con pocos elementos los escenarios que transita el pintor.

Por lo tanto, “lo teatral” no está en el texto literario y la recurrencia al mismo responde a otras cuestiones. Ibáñez en su explicación respecto del trabajo con el texto literario lo responde: “se mantiene prácticamente intacto el texto escrito por Ernesto Sabato […] intentando convocar, más allá de su riqueza conceptual, las claves que creemos habitan debajo del sonido de las palabras”. Lo central para comprender las razones que llevan a trasladar un texto literario al teatro es la creencia. El artista-adaptador cree ser capaz de encontrar en la obra literaria elementos de teatralidad. Al creerlo, los busca y, finalmente, los crea. Los puentes que se trazan entre la obra literaria y la obra de teatro son una creación que despliega durante el proceso de trabajo y no una condición preexistente, latente en el texto base. La búsqueda que emprende el artista-adaptador no es quimérica porque el resultado es evidente y resulta un espectáculo teatral.

Moro también responde esta cuestión: “A diferencia del verso dramático, donde arrastra el argumento, en el verso poético lo que prima es el detalle. Victoria [Moréteau] los fue hilvanando y multiplicando. Los bordó. Y a mí me tocó poco más que ser testigo de, perdóneseme la hipérbole, un milagro artístico. Poesía pura y teatro puro”. Este abordaje también radica una toma de posición a priori que cree, busca y crea el espacio necesario para que la actriz construya el mundo de Storni y, así, la conjunción entre poesía y teatro.

La transposición es posible en tanto creencia y en tanto responde a dos lógicas. Por un lado, la creencia de que el prestigio de la obra literaria es transferible al espectáculo teatral. Por otra parte, la creencia de que ese prestigio es la condición pre-existente para el teatro. La recurrencia a textos clásicos de la literatura mundial y nacional da cuenta del equívoco de entender que un pre-texto puede ser un pretexto para el teatro. A veces, funciona; otras veces, no. Lo trascendental es no desconocer que detrás de estos abordajes y conexiones  hay una creencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s