El crimen que asoma

Por Natalia Gauna // @NatiCGauna

ÉreboÉrebo

Autor: Mariano Gallego

Pirani ediciones

258 páginas, 2013.

Un hombre narra cómo cambia su vida radicalmente luego de convertirse en un asesino casi por casualidad. Su primera víctima es un travesti al que mata, sin móvil aparente,  después de un acto sexual. “Lo veo en el piso y lo empiezo a patear, con fuerza, con mucha fuerza, primero en las piernas y después en la cabeza. En lugar de gritar, gime como un gato en celo y no pone ninguna resistencia. Lo peor es que eso en lugar de frenarme, hace que mi furia se intensifique”. Poco se sabe qué desencadenó la ira de quien en apariencia, según su propio relato, llevaba hasta entonces una vida “normal”. Lo cierto es que a éste le continúa una serie de delitos tan inentendibles como el primero de modo que el lector nunca termina de comprender el accionar del personaje.“Maté a dos personas por casualidad… ¡ah, y también a un gato! Al gato y a la última ¡los ahorqué!”. Esta carencia lógica en la narración de los sucesos no se explica mediante una intencionalidad explícita de Mariano Gallego, autor del libro, más bien es el resultado de la imposibilidad  expresiva de quien intenta producir una novela híbrida entre el género policial y la parodia del mismo.

El resultado es equívoco. En primera instancia, por desconocimiento tanto de un género como del otro. En la novela policial o detectivesca el móvil que antecede al crimen y la resolución del misterio, columna vertebral del relato, son elementos ineludibles, independientemente del grado en que se disipen estos. En Érebo estos factores aparecen apenas pincelados. El lector  supone entonces que el personaje en un estado de cólera se convierte en asesino, como si existiera un componente criminal que misteriosamente se activa, como sospecha también que este personaje perseguido podría ser descubierto en cualquier momento no porque el devenir dramático así lo suponga sino porque el narrador lo dice. “No hay cosa que me provoque más miedo que terminar en una prisión. Ella se lo buscó, me desafió y yo solamente cumplí su deseo. Le puse las manos en el cuello y me sobrepasé. Ni siquiera estaba tan angustiado aunque sí muy ansioso por terminar con esto”. Por otra parte, la parodia supone un claro conocimiento del género a parodiar, condición que permite que un texto se construya en clave humorística en contra del relato anterior, ese al que interpela. Sin embargo, esta novela no logra producir esa instancia de humor paródico. Pablo Katchadjián se pregunta en la contratapa del libro en qué genero podría inscribirse esta primer novela de Gallego. “No es muy claro si Érebro es una novela policial o una parodia de una novela policial. Tampoco si la especulación teórica es teórica o es un chiste. Tampoco si está bien o si está mal que no sea claro, y finalmente podemos dudar de si para el autor esto fue claro en algún momento o no”. No puede acercarse a una respuesta porque esta novela no otorga respuesta posible.

Por otra parte, el autor de Érebo elige interpelar al lector mediante el uso de un lenguaje burdo, plagado de insultos que lejos está de producir una identificación positiva o negativa con el personaje. “Estuve a punto de mandarlo a la puta madre que lo parió”. “Pero la concha de tu madre ¡Que carajo!. “Hijas de mil puta, las odio”. Este recurso que se reitera a lo largo de la trama se explica únicamente por la subestimación que el autor hace del lector. Por ello, para lograr la comprensión del personaje, o bien plaga al relato de insultos, o enuncia y menciona las sensaciones del personaje. “Necesito escribirlo porque todavía no puedo entender bien qué es lo que pasó”. “Siento náuseas. Miedo. Angustia. Horror. Una mezcla de todo al mismo tiempo”. Gallego erróneamente cree que en esa falsa narración condensa los sentimientos del personaje. En este sentido, Érebo se define como un relato catártico y meramente enunciativo. Un acto de habla que apenas se asoma a la construcción de una novela sea cual sea el género desde el cual se intente leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s