Hola Simon

DSC_0044

Txt y fotos por Luis Andrade 

El Festival Internacional de Literatura en Buenos Aires, este año contó con la presencia del critico de rock Simon Reynolds. Primera experiencia: una mesa de prensa en el Hotel Boutique de Palermo, con periodistas locales especializados en la materia. Fue breve y solemne. Reynolds no dijo más de lo que está escrito en sus libros y hubo poca participación por parte de los presentes. Alguno se animo a preguntar por qué Johnny Lydon con un traje en la portada de su más reciente publicación en el país, Post Punk, romper todo y empezar de nuevo. Otro aprovecho para decirle que gracias a sus textos conoció a la banda My Bloody Valentine. Y nada más.

Segunda experiencia: dio una clase sobre “critica” en el Museo de la Lengua. Ahí diferenció entre ser crítico de rock y periodista de rock y citó un texto de Oscar Wilde para aclarar su postura. También subrayó que la critica debe ser subjetiva, aportar ideas estéticas, evaluar e interpretar. Reynolds también aclaró que es historiador de profesión, que lo suyo es reconstruir la historia del rock con una mirada crítica aportando un sentido moderno. Y todo esto se encuentra en su nostálgico libro Retromania que, si bien no funciona como eufemismo, aporta una nueva forma de leer el rock. ¿La era digital y sus nuevos modos de consumo, provocó que las bandas actuales no produzcan avances en términos de sonido? Con la llegada del Siglo XXI se perdió contundencia, dice Reynolds, lo que se hace es versionar y mezclar constantemente distintos estilos y sonidos preexistentes.

DSC_0022

Tercera experiencia: La presentación de su tercera publicación en Argentina y donde fue entrevistado por Pablo Schanton. Curiosamente Post Punk, romper todo y empezar de nuevo, que retrata un periodo específico en Inglaterra y Estados Unidos (1978-1984), fue publicado en el 2005 en Inglaterra. El éxito de Retromania –supongo- pasado motivó este lanzamiento. Reynolds también contó que se tomo la labor de entrevistar a 150 protagonistas de aquella época con la idea de ver si los mismos mantenían coherencia en el discurso en relación a lo que se había registrado en las revistas de aquellos años.

Tal vez la visita de Reynolds en términos discursivos haya sido poco fructífera. No dijo mucho más de que lo que podemos encontrar en la lectura de sus libros. Pero no por eso deja de ser resaltable su presencia en Buenos Aires. Reynolds aporta una nueva forma de pensar al rock dejando de lado los dos lugares comunes de análisis, la importancia de las letras y la sociología que alude a la subcultura para hablar propiamente del sonido y sus texturas. Así construye una mirada cronológica del rock desde un punto de vista marxista y no arbitrario. Aunque en algunos casos no consigue convencer al lector hay que reconocerle al inglés que sus libros han traído la importancia de pensar nuevos referentes para las lecturas de la cultura rock y no quedarse con lo que nos sugieren las revistas mainstream, sobre todo la importancia de reconstruir una mirada critica y cronológica para tratar de dar cuenta de un posible nuevo sonido.

Anuncios

Categorías:FILBA, Reseñas

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s