“Me aburre terriblemente la narrativa que chorrea realismo”

Por Florencia Blanca//florencia.blanca@yahoo.com

Nico Saraintaris nació en 1983, vive en Buenos Aires y es Licenciado en Letras (UBA). Publicó cuentos en revistas y antologías de Hungría, España, México y Argentina y la novela Lógica Germinal (Simurg, 2006). Actualmente escribe relatos seriados en Literatura Clase B  (literaturaclaseb.com) y desarrolla videojuegos para el estudio que tiene junto a Damián Troncoso, Beavl (beavl.com). El 7 de noviembre presentó Si esto es descansar (Añosluz, 2013), su nueva novela.Nico Saraintaris

Tu novela parte de un personaje en búsqueda de una idea brillante ¿Cómo surgió la idea de Si esto es descansar y el telo para siestas?
Como cualquier solución simple a un problema general, la idea del telo para siestas anda dando vueltas en el imaginario popular desde hace un buen tiempo. En 2008 se le hizo bastante promoción a un Hotel en Córdoba que presumía ser el primero en dejarte alquilar una habitación para dormir la siesta. La novela la escribí en 2007, pero a mucha otra gente se le debe haber ocurrido lo mismo antes o después. Las fechas no importan. En el mundo de las startups hay un lugar común que dice que una idea no vale por sí misma, que hay que transformarla en realidad para que garpe. Las pelotas. Si esto es descansar puede leerse como una novela que escribí al pedo, porque lo que realmente importa es la idea. Todo lo que sigue a la idea del telo para siestas sobra. Pero ojo, siento una atracción morbosa hacia todo lo que sobra. Ahí hay una definición posible del arte: “lo que sobra” (no quiero hacer un juego paranomásico acá. Algunos son adictos a las drogas duras, pero les aseguro que lo mío es más heavy. No hay granja para los que abusan de los juegos de palabras).

¿Qué escritores te influenciaron?
R.A. Lafferty era un fenómeno. Se podría borrar su literatura del planeta y la humanidad seguiría su curso sin modificación alguna. Sus libros no buscan cambiar nada y están llenos de ideas geniales (acá no lo conocía nadie y hace unos años Michel Houellebecq dijo que Lafferty era de lo mejor del siglo XX. Ahora sus novelas están mucho más caras en eBay. Igual joya, porque tengo muchas primeras ediciones que compré hace tiempo. ¡Yo lo leía cuando tocaba en Cemento!).
Pero además de Lafferty, y sin más orden que el de la concatenación, muchos guionistas de cómics (Morrison, Moore, Ellis), el bueno de Aira (tengo más de 50 novelas de César), Charles Fort (fuente inagotable de rarezas y racionalizaciones delirantes), Borges (estoy adaptando, y por adaptar quiero decir “casi choreando”, algunos de sus análisis de la lotería para un juego que estamos desarrollando que transcurre en una suerte de colonia espacial rusa llena de clones, máquinas y una “Kápsula” de la que nadie vuelve), Robert E. Howard, Poe y no sigo porque aburro.

Decís que tu libro está ligado al mundo de internet y de hecho se puede leer ahí ¿Leés libros digitales? ¿Por qué seguir publicando en papel?
No uso Kindle, uso un iPad 2 que refleja la luz del sol, una garcha. Pero leo mucho en la computadora. Se podría decir que “leo en internet” (posts, estados, tweets, etc.). Soy fanático de Tumblr y lo fui de Posterous hasta que Twitter los compró y terminó haciendo pija. Publico en internet también. Mucho. Relatos, tiras, cómics. Y hago otro tanto (tengo más de 100 tumblrs, en uno subo gemidos reproducidos al revés. En otro, fotos que me mandan imitando las que se filtraron de Scarlett Johansson hace unos años mostrando el orto. #Scarlettjohanssoning fue un fenómeno mundial, me hicieron una nota para Elle Francia y le vendí un banner a un pornoshop español que me terminó cagando). Pero vuelvo a la cuestión de seguir publicando en papel. El formato físico es otra forma de “poseer” un contenido. Tengo muchos libros en formato epub. Y de esos, muchos los tengo en papel porque me gusta tenerlos. Ahí está la clave.

¿Qué te interesa de las portadas de libros que publicás en tu Facebook y Twitter (@nicosaraintaris)?
Más que interesarme, las comparto porque me llaman la atención. Busco siempre cosas que me sorprendan. Las portadas que comparto (generalmente pulp) son instantáneas de algo que nunca vi y de alguna forma me interpela: la idea de que hay algo más allá de lo real, si querés un afuera del conjunto, una solución a la Paradoja de Russell. Algunos le dirán escapismo. Qué se yo. Puede haber algo de eso.

LiteraturaclaseB

¿Cómo definirías
Literatura Clase B? ¿Cómo surgió la página?
En algún lugar dije que Literatura Clase B es un sorete de paloma en el hombro. Hay algo de eso. Pero también está la idea de “género”. Me aburre terriblemente la narrativa que chorrea realismo. Me gusta la ciencia ficción, el terror, el policial y trato de armar historias interesantes con eso: un taxista intergaláctico, un zombie sibarita, monstruos que llegaron con un tsunami, un atlante en el exilio, un prostíbulo en la luna y pampas radioactivas. La página la armé porque el dominio estaba disponible (comprar.com es otra de mis adicciones). Literatura Clase B era un buen nombre y concentra eso que me gusta, la idea de literatura y la idea de género. No es más que una etiqueta para una forma de entender algo que me gusta escribir, un tag, una marca si querés.

¿Qué textos argentinos podrían leerse como clase B?
El realismo delirante de Laiseca o cualquiera de las novelas de Aira serían algo así como primos lejanos. Pero para Literatura Clase B es vital internet, y tanto a Aira como a Laiseca les falta internet. Wikipedia, Boing Boing, Twitter, Tumblr, Blogger, Fortean Times, WordPress, Wired, io9… Hay algo en la brevedad, en el armado de los párrafos, en la serialización, en el ritmo… mucha gente que lee Literatura Clase B lee la página en su celular.
Y Busqued, sí. Bajo este sol tremendo es una novela que me hubiera gustado publicar.

¿Ves series? ¿Cuáles? ¿Cómo las consumís?
Veo muchas series, sí. Uso uTorrent y Netflix. El Yin y el Yang, si querés. Veo Spaced, Extras, The Office, Louie, Homeland, Breaking Bad, The Killing, House of Cards, The Fall, Bored to Death (me olvidé de mencionar antes a Jonathan Ames, uno de los tipos más inteligentes que leí en los últimos años. Sus crónicas son geniales, me acuerdo de una que habla de la “mangina”, un dispositivo/ropa interior por el cual un performer trata de formar labios vaginales pasando su escroto a través de un corte en la prenda. El relato es increíble).

¿Qué tenés en cuenta a la hora de diseñar un videojuego?
En Beavl [beavl.com/our-games] tratamos de hacer juegos que tengan personalidad, juegos de los que te acuerdes y tires el nombre en alguna reunión para hacerte el piola. Nos concentramos mucho en trabajar sets de reglas y crear “verosímiles” (en eso no difiere mucho de escribir un relato policial, por ejemplo). Estos son los juegos que llamamos “de mecánica”, como el Junction Action Arcade, un juego que sacamos para iOS/Android. Pero también hacemos juegos con más peso en la historia como The Narrow Path. The Narrow Path [the-narrow-path.com] lo desarrollamos en dos semanas para una competencia organizada por la gente de The Walking Dead y ganamos. En este juego nos asociamos con la bestia de Fernando Martínez Ruppel (quien ilustra varias de las series de Literatura Clase B y con quien editamos en revistas de ciencia ficción relatos ilustrados). Para un juego así el laburo es distinto, trabajamos en planos: mecánica e historia van por carriles diferentes pero de vez en cuando hacemos que se crucen para que la experiencia sea íntegra. Y sí, videojuegos, relatos, cómics, internet: todo forma parte del fenómeno de la escritura.

The Narrow Path

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s