¿Cuál es tu serie favorita? Parte VI

En el último especial de series del año tenemos a Pablo Alabarces, Lucas Carrasco, Ignacio Apolo, Félix Bruzzone y Mario Pensotti. Próximamente, el ranking.

Pablo Alabarces

pablo alabarces

Mi favorita es The Big Bang Theory. Descuento que es porque me hace reír mucho. Supongo que hay cierta proyección: yo también fui un nerd, aunque literario en vez de físico. Y podemos afirmar que amo a Penny.

Las que no recomendaría no las miro: hay una lista infinita de “primeros capítulos”, o más bien, “un cacho de un bloque”. Apenas compruebo que jamás la veré, olvido hasta el título.

Lucas Carrasco

carrasco

Breaking Bad. Una vez estaba con Patucho, un amigo, tomando una cervezay me contó de esta serie. No veo ninguna fuera de esta. No tengo televisor pero en realidad, no entiendo, o me aburre, o no sé, el cine, la TV, las series. No es porque lea libros, ya no. Bueno, el caso es que Patucho me la contaba muy bien, demasiado bien. Así que decidí verla. No me gustó mucho pero trato de entender la estructura del guión. De chico sí miraba, cuando no existía ni el cablevideo allá en Paraná. Y la que más me gustaba, bah, me emocionaba, era Camino al Cielo. Con el mismo de la Familia Ingalls, que hacía de ángel, que venía a la tierra y solucionaba problemas de gente buena.

 Ignacio Apolo

ignacio apolo

Miramos series en casa desde hace varios años, desde que el gran colega escocés Gregory Burke, con quien estaba trabajando una traducción, me dijo: no podés no ver Six Feet Under. Fue un antes y un después, claramente. La experiencia de las cinco temporadas de Six Feet Under, por su alucinante calidad, por haber sido la iniciática, y por ese sublime final, fue para mí insuperable. Luego vinieron Los Soprano, tan esenciales para la cultura americana como exóticos y casi paródicos para nosotros. Los intentos de sobredosis de adrenalina con 24, y esa especie de remake paranoica que es Homeland, de las que no pasamos de una temporada. Vino la notable In Treatment (versión americana). Un intento con el sanguinolento Dexter, que no puede crecer. Otro con esa rareza que fue Touch, que lo único que logra es malograr su magnífica presentación. Por supuesto, mi hija Luna aprendió a sentarse mirando Dr. House, un éxtasis cínico alrededor de esa reencarnación de Sherlock a quien le importa la vida humana solo en el último instante y en el último rincón, pero donde alcanza a ser verdadero. Nos hicimos remeras con su cara, que dicen “It’s not Lupus”. Y luego nos volcamos de a cientos, en simultáneo, por todos lados: para niños, para adultos, para bobos. Un capítulo de cada una. La primera temporada de Breaking Bad es lo que cualquier escritor querría haber escrito para mostrar la evolución de un personaje. Pero es demasiado famosa. Vamos a lo realmente bueno: si no vieron Black Mirror, la ven ya. Y si detestaron esa increíble, marketinera y snobista máquina expendedora de zapatos que fue el panfleto llamado Sex and the City como la destesté yo, ya mismo vean Girls, y se desintoxicarán, y tocarán algo de lo mejor de lo que la actualidad de este arte está aportando. El resto es silencio.

Félix Bruzzone

felix bruzzone

Mi preferida es Robotech. Y no sé por qué, porque nunca la volví a ver y porque las razones infantiles que tenía para verla eran totalmente inconscientes y obviamente las olvidé. Sí recuerdo que en la primaria, y en los primeros años de secundaria, me escapaba de mis clases de karate para ver los nuevos capítulos, que los transmitían a la tardecita. Las series de ahora no las miro porque cuando arranco con alguna, siempre me resulta una exacerbada sobreactuación de un mundo (quizá el mundo del cine, y el mundo de la literatura) que se acelera hacia el muere. Una nostalgia innecesaria.

Mariano Pensotti

mario pensotti

Me gusta mucho Mad Men. Estoy terminando de ver la última temporada. Está buenísima, es una muy buena serie. Me hace acordar a esos cuentos de Cheever o a esa literatura americana de los años cincuenta, sesenta. Además en una serie donde el atractivo está puesto en las actuaciones y en la puesta en escena. Si vos pensás lo que pasa lo que se cuenta es muy pequeño y a la vez muy atrapante por como está narrada, por cómo está contado todo esto que lo vuelve muy particular.  También vi Homeland que también está muy buena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s