Encuesta 2003-2013

DATA_ART_1302455

Por Juan Terranova

“La década ganada”, excelente slogan. Parafrasearlo resulta difícil. Incluso parodiarlo parece imprudente. (Toda parodia es difusión. Más si no tiene la fuerza de le eficiencia.) Sin ser partidario, se aparece ligeramente militante. Y nadie puede terminar de contradecirlo sin empezar a dar varias y largas y aburridas explicaciones. Así, “la década ganada” nos recuerda algo. En su sombra, tácita, se acuesta la década del 90, adornada de pérdida insufrible. Siempre recordamos mejor, con más detalles y matices, lo que pasó hace poco. De la película nos queda gestalticamente el final grabado en la cabeza. Por eso las torres siguen cayendo en el loop de la catástrofe y el helicóptero aliancista nunca termina de levantar vuelo del todo. Y pese a que la década del 90 no puede reducirse al desastre del 2001, sobre ese desastre se apoya y funciona “La década ganada.” (¿Tomará deuda el gobierno en estos últimos dos años que le quedan? Bueno, esa es otra historia, y otra década.) Mientras tanto, se sabe, los que ganan son los que dictan y editan. Ahora bien, más allá de la ganancia, el slogan también nos recuerda que pasó una década. Una década argentina más. Y no cualquier década, sino la primera del siglo XXI.

Para festejar este fin de ciclo lectivo, en la redacción de Revista Tónica nos hicimos varias preguntas. Nos las venimos haciendo hace dos años, en realidad. Ahora las formalizamos y compusimos un breve cuestionario. Preguntamos por los libros, por los sitios web y por el hecho histórico de la década. Y dimos libertad. Primero porque esta no es una encuesta científica. Al contrario, es literaria y lúdica. Atiende más a la demanda que alguien puede hacer en un bar o en una parada de colectivo que a medir cualitativa o cuantitativamente estados de la cuestión que, por otra parte, son imposibles de medir. Nos interesaba, entonces, que los encuestados, nosotros mismos para empezar, dieran su opinión. En algunos casos hay elaboración, en otros no. Festejemos esa libertad neurótica y que se hundan los fóbicos.

En este marco, acepto que la pregunta por el sitio web es la menos formal de las tres que hacemos. Pero tanto en la excéntricas desavenencias como en los previsibles encuentros se confirma que a partir de esta década preguntar por la web es más importante, mucho más importante, que preguntar por la televisión, o el cine, o cualquiera de los otros soportes desarrollados en el siglo XX. ¿Cuales son a tu criterio los libros de la década? ¿Cuál es el sitio web más importante? ¿Cuál fue el hecho histórico de los últimos diez años? Así las cosas, ¿qué espera de nosotros el que pregunta esto? ¿Vamos a estar a la altura de la demanda? Pero si no podemos responder estar tres simples preguntas, ¿dónde estuvimos toda esta década? Como decía Hegel, no todos somos contemporáneos de nosotros mismos. Y ya lo dijo Sade, hablando casi del periodismo argentino, Encore un effort…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s