Los laterales del show

Por Leticia Martin / @leticiamartin

Gabriel Patrono y Paulo Soria dirigieron la película Blues de los plomos, recientemente declarada de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Este film documenta el quehacer de los asistentes de las grandes bandas del rock, mostrando por primera vez la anónima tarea del plomo y su intervención en los distintos escenarios. Blues de los plomos reivindica la labor de los obreros ocultos del rock y se sumerge en las profundidades de una fauna desconocida, mostrando a sus constructores invisibles, aquellos hombres olvidados por la historia oficial y generalmente desconocidos por el gran público.

¿Cómo surge la idea de hacer un documental sobre el quehacer de los plomos del rock?

Gabriel: Desde hace muchos años quienes pensamos y dimos forma a este proyecto somos amigos y tenemos gustos y concepciones cercanas sobre como ha impactado la cultura y el movimiento del rock en nuestras vidas desde muy chicos. Siempre nos resultaron muy atractivos los personajes periféricos del mundo del rock, que es un tema recurrente en nuestras charlas e intercambio de libros y música. Hay una potencia enorme en los márgenes que es abundante en historias y honestidad. Eso nos interesaba investigar. Sobre todo porque nos parecía llamativo que hubiera poca información del trabajo y la presencia de los plomos en la escena del rock considerando que hay muchos de ellos que son leyendas vivientes y testigos  presenciales del lugar exacto donde pasaron ciertas cosas.

Armado PEPSI MUSIC 2011Sé que ambos son músicos y tuvieron sus bandas de rock. ¿Cuál fue su relación con los hombres que les armaban el escenario? ¿Tuvieron plomos en esa época o fueron ustedes mismos sus propios asistentes?

Gabriel: Tanto Paulo como yo somos músicos y estuvimos siempre muy cerca del mundo del rock. Siempre teníamos una banda mientras desarrollábamos otras actividades. Yo conocí al mítico plomo Marquitos Bogado, e integramos juntos la formación del grupo En el Borde, en los años 90. En una gira bastante artesanal que hicimos por las playas de la costa atlántica en esa época me contó vivencias de sus giras con Los Violadores por latinoamérica, con Los Abuelos de la Nada en el mejor momento de sus carreras, y de su apasionante historia con Serú Girán, donde también trabajaban los plomos Quebracho y Totó. Ya entonces me di cuenta de que Marcos era portador de una información interesantísima. Recuerdo haber disfrutado mucho de esas charlas. Después, dejamos de vernos unos cuantos años y cuando empezamos la investigación mas seria para el documental, pensé en él, que fue el primero al que contactamos. Charlamos durante varias horas y nos dimos cuenta de que había una película esperándonos.

“Entre el dedo del que ejecuta un instrumento y el oído del que escucha el show pasan un montón de cosas”, dice un plomo que ustedes entrevistaron, ¿cuáles son todas esas cosas? ¿Cómo hicieron para poder mostrarlas?

Paulo: Tratamos de contar que detrás del escenario y en el cuidado y armado de un show musical intervienen muchos profesionales en las distintas funciones y que hay gente apasionada y comprometida más allá de los cantantes o de estrellas destacadas. Durante la investigación para el documental consultamos a muchos de ellos. Sonidistas, iluminadores, asistentes, managers, agentes de prensa y periodistas especializados. Toda gente que forma parte del engranaje que se pone en marcha para que todo funcione en un show y que como dijo Leon Gieco, “muchos de ellos son más rockeros que los rockeros”.

¿De qué concursos participó la película además del Festival Internacional De cine de Mar del Plata donde ganó el premio a la Mejor película?

Gabriel: En Mar del plata ganamos en la sección Banda de Sonido Original como mejor película. A partir de ahí no paramos de recibir invitaciones y de armar movidas alternativas. El reconocimiento del Festival de Mar del Plata nos dio mucha fuerza. Nos juntamos con otros rockumentalistas y diseñamos una gira a la que llamamos La Pesada del Doc integrada por una docena de películas de rock argentino que están de gira por todo el país durante el año. Además hacemos funciones todos los meses en el auditorio de Radio Nacional para no perder presencia en Buenos Aires.

¿Cuánto tiempo demoraron en encontrar a los 13 plomos que entrevistaron? ¿Cuánto tiempo estuvieron rodando la película?

Paulo: El proceso completo de la película: investigación, guión, rodaje, aventuras, edición y postproducción, duro cerca de tres años. Nos tomamos todo el tiempo que necesitamos para terminarla como queríamos. Cuando recibimos la invitación para estar en el Festival Internacional de Cine aceleramos un poco la tarea -durante unos cuantos meses- para poder llegar a Mar del Plata.

gary

¿Qué esperan que pase con este documental? ¿Qué significa para ustedes?

Gabriel: Blues de los plomos es una película que hicimos con mucho disfrute y que está plagada de emociones. Es nuestra forma de devolverle al rock un poco de todo aquello que produjo en nuestras vidas y las posibilidades que nos abrió. Al mismo tiempo, mientras rodábamos la pelo percibíamos que era un ámbito que nos representaba mucho, dado que los dos pertenecemos a proyectos autogestionados (FARSA Producciones y La Nave de los Sueños) y siempre asumimos distintos roles en los grupos de trabajo que integramos.

Paulo: Es verdad. Tanto Gabriel como yo siempre nos plomeamos a nosotros mismos. Nos sentíamos muy ligados al tema que estábamos abordando. Nos dimos cuenta  avanzado el proyecto que estábamos hablando de la amistad, el trabajo en equipo, la lealtad y el compromiso con un proyecto artístico. Sentimos que compartíamos con los plomos un sentimiento, cierto romanticismo en el modo de ver y entender el rock. Lo que está pasando es algo muy fuerte. La película fue recibida muy emotivamente por el ambiente mas fuerte del rock y nos sentimos muy reconfortados ya que pudimos hacernos amigos de gente que siempre admiramos por su trabajo y sus obras

JOTA y IORIO

¿Cómo fue trabajar con el tema de León Gieco?

León Gieco nos ofreció todo su apoyo y así fue. Este año incorporó nuevamente a su repertorio el Blues de los Plomos, de Aníbal Forcada, y en ningún momento dejó de propone cosas y de estar dispuesto a ayudar para que la película se conozca más. Eso es muy importante para un proyecto como este.

SPINETTA Y LA VIEJA

****

FARSA PRODUCCIONES / LA NAVE DE LOS SUEÑOS / I.N.C.A.A.

Dirección: GABRIEL PATRONO / PAULO SORIA

Dirección de Fotografía: MARIANO SUÁREZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s