La ausencia formalizada

havilio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Natalia Gauna /

La Serenidad

De Iosi Havilio

Editorial Entropía, 2014, 146  páginas.

Iosi Havilio en La Serenidad decide experimentar, una vez más, con los alcances y posibilidades de su prosa atravesada por el pensamiento filosófico. No sorprende dado que el autor lo plantea en el pasaje que introduce el primer capítulo, “Fin de Fiesta”,  –hará lo mismo en cada uno de los siguientes-. “De cómo El Protagonista rompió con Bárbara, se enredó en discusiones ontológicas y fue humillado por la presencia del Gran Otro”, dice Havilio en un intento por abrir el relato e invitar a su lectura. En este sentido, no hay misterio. La yuxtaposición de lenguajes está evidenciada: filosofía, psicología y la novela, en tanto género, aparecen como lo recursivo en una especie de juego al que invita el autor. Pero, apenas 17 páginas después y al llegar al final de del primer capítulo nada parece haberse descifrado. El lector continúa leyendo páginas y páginas de un sentido indescifrable.

Lo obvio está presente: el protagonista se llama El Protagonista. De esta manera, se produce cierto distanciamiento y se enfatiza la experimentación de esta nouvelle que en su avance apuesta a todavía más recursos en torno a la misma obsesión lúdica.

“Las últimas palabras del padre fueron una pesadilla: En qq cuuualquiiieeer baaaño, de cualquieeeer baaarr… del muuundo enteeero… me vasss a encoontraarrrj…” // “El Amante del Box. El Que No Para Nunca. El Que Deja Entrar A Todos En Su Casa. El Que No Le Teme Al Destino. El Que Cualquiera Se Comería Vivo. El Que Para Bañarse Necesita Que Lo Contengan. El De Los Labios Gruesos, Ojos Tántricos y Pene Suculento […]”. Estos fragmentos dan cuenta de ese juego con las palabras que se repite compulsivamente en todo el relato junto a otras clases de recursos -no menos llamativos y reiterativos- como los anglicismos, las variaciones tipográficas, la inclusión de fotografías y gráficos.

Se llega a las últimas páginas aún sin certezas ¿Es un hallazgo o una falencia del relato? Sin duda, una falencia. La lectura posible es creer que Havilio invita al lector a sumergirse en un mar de dudas existenciales, propias del ser –en términos filosóficos- e incertidumbres discursivas en cuanto a las formas de la novela ¿qué es? ¿Cómo se construye y se destruye? Pero, en un análisis más profundo, la duda es una falencia irremediable del relato no porque el lector pueda pretender encontrar certezas respecto del ser –sería ingenuo pedirle a una novela que clarifique el mundo- sino porque es necesario que el relato, producto del ejercicio de escritura del autor, resulte depurado. Havilio en La Serenidad saltea la construcción del discurso para pasar a destruir algo que no está.

Resta una posibilidad de comprensión, leer en línea con las anteriores novelas de Havilio. En Operdoor, el autor crea un personaje que no es nombrado, una mujer sin pasado que se instala en un psiquiátrico. En Paraísos ese personaje es, en alguna medida, retomado y transformado ¿El Protagonista de La Serenidad es el mismo que en las anteriores novelas? En este recurso de la identidad negada de los personajes se puede sugerir un correlato entre estas obras. Por otra parte, la cadencia espacio-temporal de Opendoor y  Paraísos se repite en ésta, su cuarta novela.

Finalmente, al terminar el libro vuelvo sobre su tapa en busca de una manera posible de concluir la lectura. La imagen de deidades y cuerpos desnudos repite –de manera innecesaria – la idea de que La Serenidad es un relato genérico en una doble acepción de la palabra: problematiza sobre el género literario y la génesis del ser. Mejor aún, es la intención de existencia de una novela sobre la novela y sobre algo aún más grande, el ser.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s