Sobre “Un mes sin luz, en algún lugar de África”

Imagen

Diego Vecino es sociólogo, periodista y escritor. Es autor del libro digital Flema es una mierda. Hace unos meses escribió para la revista Crisis un texto llamado “Un mes sin luz, en algún lugar de África”, que se puede leer acá: http://www.revistacrisis.com.ar/un-mes-sin-luz-en-algun-lugar-de.html . La revista lo publicó bajo el rótulo de “crónica ficticia”.  Sin embargo, no es fácil clasificar su género: aguafuerte porteña en la era digital, manifiesto ciudadano o cuento político, logra antes y mejor que todas las novelas del kirchnerismo que todavía no se escribieron, de manera sintética y potente, señalar algunas coordenadas de la época. El texto cuenta de cómo un joven de clase media, universitario y simpatizante kirchnerista, en el marco de un país con diez años de crecimiento económico ininterrumpido, vive un mes sin luz en su casa de Villa del Parque: “Desde el 24 de Diciembre no tengo luz, así que estoy en una deriva mental muy intensa cuya manifestación más reciente es que estoy cazando a una familia de gatitos que viven en la casa abandonada frente a la mía”.

¿Qué pasa con la ideología, con la política, con las modas, con los consumos culturales cuando las condiciones de vida a las que estamos acostumbrados en la parte europea de la ciudad se alteran? ¿Existe la posibilidad de un “capitalismo serio” en una economía dependiente? ¿Puede un “buen gobernante” arreglar problemas de subdesarrollo estratégicos con una o varias “buenas gestiones”? Vecinos armados en sus terrazas, villeros vs. obreros y changarines en las vías del ferrocarril, gente de barrios residenciales obligados a socializar en las veredas: Diego Vecino se pregunta por la comunidad, por la violencia y por el Estado.

Desde Revista Tónica le hicimos unas preguntas al autor:

¿En qué género encuadrás el texto?

Autobiografía cultural.

¿Volverías a votar al candidato que exprese al kirchnerismo en 2015?

Sí. Por lo que importa, puedo decirte que voy a votar al candidato que mejor exprese la continuidad del peronismo, y que si esa continuidad viene acompañada por ciertas rupturas con el kirchnerismo supestructural me sentiré aún más cómodo.

¿Cómo te imaginás la Argentina después de Cristina?

Es una pregunta un poco complicada y no me siento enteramente capacitado para dar una respuesta inteligente y canchera. Me gustaría que la Argentina pos Cristina sea parecida a la Argentina de Cristina aunque sin los fantasmas de la batalla cultural, que me parece que condicionan el rol del Estado, más allá de la realpolitik.

El texto habla sobre Enero de 2014 en Buenos Aires ¿Cómo seguiría el texto hoy?

Hoy, a seis meses de haber estado todo Enero sin luz, Edesur me sigue dando un servicio defectuoso. Sigo teniendo cortes esporádicos y acumulando números de reclamo. La última vez, que fue hace un mes y pico, estuve cuatro días a oscuras. Nobleza obliga, tengo que decir que me llegó un resarcimiento de setencientos y pico de pesos, que es el que correspondía a quienes tuvimos cortes de “entre 24 y 48 horas”.

¿Tu formación como sociólogo incide mucho en los textos periodísticos que producís?

Entiendo que sí, que sería imposible dejar de lado esa formación. No creo escribir pensando en la gran tradición sociológica de occidente o en conceptos fuertes vinculados a mi carrera, pero sí noto cierta lógica narrativa, cierta estructura discursiva, que es muy de la carrera y que tengo pegada.

¿Dónde trabajás?

En TNS http://www.tnsglobal.com/

Escribiste en Brando sobre el look de los políticos, y escribís también en las revistas Paco y Crisis: ¿Qué podés decirnos acerca de escribir en medios tan distintos?

La serie de moda en Brando fue de lo mejor que pude hacer en un medio, pero también las notas de más largo aliento, como la historia del fernet, del asado o de la caza con dogos. Escribí más de dos años (incluso creo que tres) en Brando y puedo decir que la hace gente muy competente y creativa. En Crisis escribí sobre cumbia o sobre Piglia, es la mejor revista en papel que existe hoy en la Argentina por lejos. Vanoli es una bestia además, todo lo que hace es bueno. Y Paco es un multimedio muy exitoso que ya hoy por hoy vale un montón de guita gracias al puño de hierro de Mavrakis y la sensibilidad artística de Terranova. Estar a la altura de esas dos inteligencias es muy difícil, porque además son inteligencias muy pulidas, así que me autoasigné el rol menor de escribir, muy cada tanto, sobre fútbol nostálgico y multinacionales geniales. Puesto así, creo que está claro que todas mis experiencias de escritura están surcadas por la frivolidad y las neurosis subyacentes a la matriz espiritual argentina.

¿Hay una continuidad entre Flema es una mierda y Un mes sin luz?

¿Hay continuidad entre el menemismo y el kirchnerismo, decís? Por supuesto que sí, pero es tan tenue o tan fundamental que sería recontra traído de los pelos intentar esquematizarla sin justificarla muchísimo.

¿Qué estás escribiendo ahora?

Nada. Aunque si estuviese escribiendo algo, sería un libro con ensayos sobre la vida de intelectuales del siglo XIX olvidados por la tradición y futbolistas del ascenso.

Anuncios

Categorías:Entrevistas, General

Tagged as: , ,

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s