Eva Giberti: “El feminismo precisa militancia”

Por Leticia Martin

Eva Giberti nació en 1929 es psicóloga y psicoanalista, autora de diversas publicaciones y ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. Reconocida en todo el país, ha dictado diversos seminarios sobre feminismo y desde 2006 (por Resolución Nº 314/2006) coordina el programa Las víctimas contra las violencias, del Ministerio de Justicia. Dicho Programa se propone erradicar el maltrato, la explotación y la prostitución infantil, a la vez que atender a las víctimas de violencia. Movilizada por la cuestión quise conversar con ella, le comenté de la serie de entrevistas que preparábamos en RevistaTonica.com, y le envié el link por si no nos conocía. Ella se mostró muy amable en todo momento, pero me respondió que no disponía de la media hora que le solicitaba para encontrarnos a conversar sobre el tema. “Ninguna entrevista dura media hora”, dijo. Es verdad. Pero insistí, e intercambiamos algunos mails más. Finalmente acordamos que le enviaría las preguntas por ese medio. Sin embargo, tampoco de este modo obtuve todas las respuestas que esperaba. Entiendo que ciertas cuestiones requieren ideas previamente concebidas, incluso datos y relaciones que llevan tiempo y trabajo responderse; pero fue la misma Eva Giberti quien escribió en una de las respuestas que sí recibimos, que “el feminismo precisa militancia, sistemáticas discusiones epistemológicas y deliberaciones dialécticas”. En ese camino estamos. Eso buscamos cada vez que nos acercamos a los gestores de las políticas.

giberti

¿En cuál de las corrientes teóricas que abordan los estudios sobre el género se inscribiría?

No me inscribo en ninguna corriente teórica en particular porque preciso pensar tanteando los puntos más cercanos a mis convicciones. Para responder esta pregunta debería escribirle pasando por una revisión de cada una de ellas, no me es posible porque me  implicaría una extensa contestación.

¿Cree que la teoría psicoanalítica sirve al proyecto feminista o es contraria al mismo?

No corresponde hablar de “un psicoanálisis”. Estimo que es preciso hacer trabajar las distintas corrientes psicoanalíticas y a partir de su aggiornamento tomar aquello que sea potable para el tema en que estemos trabajando.

¿Fue reglamentada finalmente la Ley 26.485 para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres?

Si la ley 26.485 estuviese reglamentada en su totalidad se aliviarían algunos conflictos y se sancionaría a los responsables. Y los jueces -todos- tendrían que aplicarla. La violencia familiar o doméstica continúa siendo un gravísimo problema. La colonización intelectual de las profesionales que egresan de sus universidades sin conciencia de los problemas graves en los pueblos originarios y en las mujeres afro, y de las chicanas, por darle solo algunos nombres, constituyen un problema de colonización que es heredero de la colonización patriarcal que sobrellevamos. Ésos son algunos problemas de fondo, así como la ausencia de una legislación pertinente para el aborto.

¿Conviene ubicar a la mujer en una posición débil para avanzar en la conquista de sus derechos?

¿Qué es una posición débil? No asumimos el papel de víctimas crónicas, más allá de la necesidad de trabajar en una política de emancipación de las víctimas (Dusell). Las “débiles existen”. Por ejemplo, el 38% de mujeres a las que atendemos (20.700 desde octubre 2006 hasta mayo 2014) después de haber llamado al 137 solicitando auxilio no nos autorizan, no quieren que las llevemos a hacer la denuncia por el terror que sienten hacia su compañero. Esa situación de desvalimiento, peligrosísima, queda al margen de las estadísticas de violencia familiar que solamente cuentan las denuncias. Esa es una mujer débil.

¿Cuáles cree usted que son los problemas concretos del género femenino en la Argentina del Siglo XXI? ¿Existen asimetrías a nivel Federal en la puesta en acto de la ley?

Los problemas concretos del género son múltiples y dependen de cada zona de nuestro país. Como lo recorremos permanentemente puedo decirle que en Tiera del Fuego no padecen los problemas que en materia delitos contra la integridad sexual sobrellevan en Chaco, -por ejemplo- porque en Tierra del Fuego tienen legislación, profesionales y trámites muy diferentes de lo que encontramos en Chaco. Me resisto a responder con  generalidades en estos temas.

¿Por qué el piropo debe ser exterminado?

Alguien puede pensar que el piropo debe ser exterminado. No me ocupo de ese tema, menos aún de quien piensa en términos de exterminio.

En febrero de 2011 se creó la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de Violencia de Género. ¿Considera que el sistema institucional de penas y sanciones de las violencias es adecuado?

Precisaría escribir una monografía o un ensayo.

¿Cómo se determina que una mujer está siendo víctima de violencia psicológica? ¿Cómo funciona el observatorio de las violencias?

¿Qué respuestas deberían exigírsele al feminismo hoy?

El feminismo precisa militancia, sistemáticas discusiones epistemológicas y deliberaciones dialécticas acerca de su papel como fuerza política para modificar lo que ya sabemos que hay que modificar, por ahora, en este planeta.

Anuncios

Categorías:Entrevistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s