Barbú: “Soy un escritor de raza”

IMG_6943

El primer gorila escritor habla sobre su obra, su visión de la humanidad y las dificultades de adaptación en un país peronista. Declara que ha tenido trabas para expresarse libremente y que le da bronca que lo asocien con genocidas. “Los gorilas somos pacíficos”, asegura. En diciembre publica su cuarto libro, El Orador (para más información: laguaridadebarbu.com.ar)

Barbú, ¿sos el primer y único gorila escritor?

Sí, soy el primer gorila escritor pero hay otros animales artistas también.

¿Te dan celos los otros animales artistas?

No me dan celos. Hay elefantes pintores figurativos, hay otros como el gorila Koko, el que se sorprendió con la muerte de Robin Williams. Koko sabe más de 200 lenguajes de señas.

¿Te sentís identificado con Koko?

No tuve la posibilidad de conocerlo personalmente pero me siento identificado, no igual porque yo me aboco más a la escritura. Soy un escritor de raza.

¿Pensaste en ser otro tipo de artista?

Escribo cuentos, novelas, guiones, y me gustaría en algún momento escribir canciones. No componer porque creo que rompería un par de guitarras.

¿Tenés otro trabajo además de ser escritor?

Hago changas. En verano levanto equipaje, aprovecho mi fuerza. He hecho doble de riesgo también.

¿Te gustaría ser actor?

Es chocante pagarle los derechos a un gorila. En Indonesia un mono se saco una selfie y no saben de quién es el copyright. Tenés el caso de Christian El León, ya adquirieron los derechos para hacer la película. Christian es un leoncito que es adoptado no sé cómo por una pareja de australianos.  Cuando ya crece demasiado, el conservacionista George Adamson lo libera a la vida silvestre. Un año después los dueños querían verlo y la gente les decía que no era seguro que los fuera a reconocer. Y cuando los ve, se les acerca y los empieza a abrazar. Con las garras escondidas, el león es muy inteligente.

  IMG_0857 [800x600]

¿Extrañas a tu familia?

Sí, los extraño y extraño la libertad. El ser humano evolucionó con la prevención de enfermedades, al descubrir la ducha, logró una expectativa de vida de 80, 90 años. Pero no vive esos 80 años, ¿cuánto tiempo pasa viajando o trabajando en algo que no le gusta? Cuando estaba en la selva los días se me hacían más largos.

¿Te sentís cómodo en Buenos Aires, en Argentina?

Argentina me permite hacer cosas que en otros lugares no podría hacer. En Inglaterra no podría salir a la calle tranquilo, presentarme al público. Además acá hay un público muy lector.

¿Te gusta vivir en Balvanera?

Me gustaría recorrer más el mundo, quiero que me lea todo el mundo y que los libros sean traducidos en varios idiomas. Ese es el sueño de cada escritor, de compartir su arte, y que te digan “leí tu libro y me hizo bien”. Si decís que escribís sólo para vos, no terminaste de definir tu personalidad, no querés salir al mundo a mostrar lo que sos.

¿Te encontraste con humanos que no entienden tu mensaje?

Sí, muchas veces me ha pasado. En campañas políticas me gritan cosas como “Ahí va Lilita Carrió” o cosas peores.

Es difícil ser un gorila en un país peronista…

De los simios, el gorila es el que tiene más fuerza pero es el más pacífico. Que te relacionen con genocidas te da un poco de bronca. También encontrás trabas. Tuve un problema en el stand del SADE (Sociedad Argentina de Escritores) en la Feria del Libro. Me habían dado permiso para firmar mis libros y a último momento una persona del SADE no le gustó la idea de un gorila firmando libros en el mismo lugar que había escritores  humanos de prestigio y me negó la posibilidad. Me enojó mucho, fue de mala fe.

¿Te enfureciste, te violentaste?

Me enfurecí pero sobre todo me puse triste.

mitre 016 [800x600]

Eso demuestra que los gorilas son pacíficos.

Sí, somos pacíficos. Un día fui a la puerta de “El Ateneo” de Santa Fe y Callao a promocionar El Narrador, que se vendía en esa librería justamente. Repartía volantes con el logo de “El Ateneo”. Se me acercó uno del lugar y me preguntó si le había pedido permiso para usar la imagen de la librería. He tenido algunos problemas con la seguridad privada pero con la policía nunca tuve problema. Yo voy a eventos que dicen “entrada libre y gratuita”, sobre todo por lo libre y al parecer no siempre es tan libre. No es que voy a vender lapiceras, me han prohibido la libertad de expresión varias veces.

¿Cuáles son tus escritores favoritos?

Me gusta el thriller, el policial, la ciencia ficción y otras cosas. Ray Bradbury,  Asimov, Michael Connelly, Paul Auster, Cortázar son algunos que me gustan mucho.

¿Hay alguna frase o línea literaria que te represente?

Hay varias. Una que siempre la uso: “sin misterios la vida carece de sentido”. Algunas muletillas para promocionarme como “en estas pascuas no rompas los huevos y comprá La Fuga del Tiempo”.

¿Qué relación tenés con las mujeres humanas? ¿Se asustan?

Les causo impresión pero también se quieren abrazar. Creo que es lo que le pasa al humano hoy en día. Lo que llaman histeria, la mujer está interesada pero no da pelota.

¿Se dejan tocar las mujeres?

Me abrazo como me puedo abrazar con vos.

¿No te seduce ninguna mujer?

Me seduce por su forma de pensar y porque no deja de ser una hembra. La mujer está llena de secretos.

¿Qué extrañás comer?

Los gorilas nos alimentamos de follaje, estamos comiendo como 10 horas por día, como 30 kilos de plantas y de cañas de bambú para sacarles el azúcar. Cuando vine acá al principio iba al baño todo el día por el cambio de alimentación, después mejoré. Allá tenía todo al alcance de la mano, la heladera me cuesta.

¿Probaste la carne?

La probé en África con los insectos porque los follajes están llenos de insectos. Acá probé la empanada de carne. Me dijeron tomá esta empanada y yo no sabía de qué era. Después me dijeron que era carne de vaca y les dije que a mí no me gusta comer animales. Pero yo sobre todo estoy en contra del hombre que mata para vestirse, por moda. Por suerte el furor de usar tapados de piel ya fue. Al único que podría tolerarle eso es a un esquimal porque el esquimal cuando está viejo, cuando ya no tiene fuerzas, abandona la familia y se pierde para ser devorado por un oso polar. Es como un intercambio que tienen entre los esquimales y los osos polares. Lo leí en El juicio de los animales, de Jorge Ledesma.

IMG_6952

Una cosa es arriesgar tu vida para comerte un animal y otra es la matanza sistemática de animales. ¿Cómo lo ves?

Yo creo que en el día a día nos estamos arriesgando. Creo que es más fácil cambiar el sistema económico que el alimenticio.

¿Sabías que cada argentino come alrededor de 60 kilos de carne por año? ¿Crees que influye en su comportamiento?

No estaba al tanto de esos datos. No sé si hay relación entre el consumo de carne y el comportamiento. Los latinoamericanos son de por sí sanguíneos.

¿Qué te enoja mucho?

No encontrar objetos.

¿Tu momento de paz?

Tengo dos momentos. Creo que la máxima paz la logro cuando estoy escribiendo y siento que no estoy escribiendo a la vez. Que estoy tan detenido poniendo palabras que me olvido que estoy escribiendo, que hace calor, frío, o que la comida está en el horno. Y otro momento de paz es cuando tengo un ocaso o un amanecer.

¿De qué se trata tu próximo libro?

Para diciembre ya sale El Orador. Es como la continuación de El Narrador pero se puede leer por separado. Está a punto de generarse una guerra santa entre Occidente y Oriente, y un ciego narrador trata de evitar esta guerra con sus relatos.

Barbú, ¿algo más que quieras decir?

Que visiten laguaridadebarbu.com.ar. Ahí hay cuentos para bajar gratis, las librerías donde pueden conseguir mis libros, fotos y otras cosas.

Anuncios

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s