¿Lo más dificultoso de ser mina? Las hormonas.

Por Leticia Martin

Margarita García Robayo nació en Cartagena, Colombia, en 1980, y vive en Buenos Aires desde 2005. Es autora de los libro Hay ciertas cosas que una no puede hacer descalza (Planeta, 2009; Destino, 2010; Marcos y Marcos, 2010), Las personas normales son muy raras (Plumas de Mompox, 2011; Arlequín, 2012), Orquídeas (Nudista, 2012), Hasta que pase un huracán (Tamarisco, 2012) y Lo que no aprendí (Planeta, 2013). Sus libros han sido publicados en Argentina, Colombia, México, Perú, España e Italia y ha sido traducida a varios idiomas. Entre el 2010 y el 2014 dirigió la Fundación Tomás Eloy Martinez.

10695211_873806109296739_1977850175_n

¿Sos feminista?

No. No tengo la vocación ni el interés en ningún tipo de militancia. Y con el feminismo particularmente tengo una distancia de tipo “estético”, si se quiere. No me gustan las formas que suelo ver en su ejercicio. Me produce, cuando menos, incomodidad encontrarme con mujeres que abogan por otras mujeres porque creen que, de lo contrario, estas no sabrían abogar por ellas mismas. Esta afirmación, a su vez, tiene tres matices que se desprenden de lo que detecto en el entorno más próximo: a) Me parece innecesario que las mujeres educadas aboguen por otras mujeres educadas –o pretendan alertarlas frente a determinada situación injusta, visible también para ellas. b) Me parece condescendiente, y un poco berreta, que las mujeres educadas aboguen por las mujeres ignorantes. Entiendo la necesidad imperiosa que algunas mujeres educadas sienten por catequizar al género, lo entiendo y me parece abominable. c) Me parece acertada la necesidad de que mujeres y hombres ignorantes dejen de serlo, pero el camino de la catequesis no me parece el más atinado.

¿Cuál es el camino?

No sé, supongo que habría que explorar variantes.

¿Qué significa ser feminista para vos?

En rigor, ser feminista significa militar por causas que buscan favorecer a un grupo social –las mujeres–, al que históricamente se lo ha marginado.

¿Tenemos que tender a la igualdad o a la diversidad?

En principio a la diversidad, pero tampoco es un absoluto.

10682042_873806069296743_1445743473_n

¿Qué pensás de las categorías de varón y mujer?

Que todavía sirven para distinguir secciones en algunas tiendas de ropa, pero cada vez menos.

¿Qué es lo más dificultoso de ser mina?

Las hormonas.

¿Cuál es a tu juicio la forma de violencia hacia el género que habría que atender con más premura?

La forma de violencia más brutal hacia el género (humano) es la desigualdad extrema. Si se atiende eso con premura, se atiende casi todo lo demás por puro arrastre.

¿En qué situaciones te sentís cosificada (vos, no otras mujeres)?

Alguna vez, quizá, me habré sentido ninguneada o maltratada según la etiqueta que llevara puesta para la ocasión (mujer, joven, vieja, extranjera, casada, soltera…), pero no tengo recuerdo de haberme sentido “cosificada”. Esa todavía no está mi haber.

Anuncios

Categorías:Entrevistas, Feminismos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s