“Tocás bastante bien para ser mujer”

Por Leticia Martin

Josefina Anselmo nació el 22 de septiembre de 1992, en la ciudad de Olavarría. A los 16 años se cruzó con una guitarra por primera vez y nunca más volvió a soltarla. Primero fue autodidacta y un tiempo más tarde, buscando perfeccionar el oficio, estudió con un profesor particular. Armó dúo con un baterista de de su ciudad natal y compuso temas propios, al estilo garaje. Más sólida formó una banda de mujeres que tributó durante años a Jimi Hendrix. En 2012 comenzó a tocar con Franco Giaquinta y el baterista Lisandro Elzegbe, con quien formó “Acido Plexippus”. Más tarde se sumó Gerardo Meiller en voz, y finalmente grabaron y pusieron a la venta -en forma independiente- el primer y único disco de la banda que cuenta con 10 temas de su propia autoría. Este año, además, formó “Dirty Women”, otra banda exclusivamente femenina que tributa a Black Sabbath. Hablamos con ella sobre #feminismos.

Acido Plexippus 4

¿Sos feminista?
Sí. En general, necesito defender y luchar por la igualdad. Tal vez tiene que ver con el rol que cumplo. Siempre, a cada radio a la que voy, en cada recital en el que toco, cada cosa que grabo, o digo, o publico, está teñida de esa defensa.

¿Qué significa para vos ser feminista?

Para mi significa mantener la lucha diaria de igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Ir en contra de la violencia y las trabas que se le presentan a las mujeres en la sociedad, en muchos aspectos de la vida, y cuestionar la dominación de los hombres, así como también la asignación de roles por el género.

¿Qué pensás de las categorías de varón y mujer?

Creo que son demasiado pequeñas para contener al mundo entero.

10615406_10152615793378490_5551107740020185202_n

¿Tenemos que tender a la igualdad o a la diversidad?
La igualdad no existe, es decir, solo existe en los papeles. Tendríamos que empezar a ejercerla y promoverla. Y con respecto a la diversidad, no se tiende a la diversidad, se la acepta; a menos que se trate de diversidad en los productos comerciales, en donde se utiliza únicamente la imagen masculina. En ese ámbito sí tendríamos que tender a la diversidad, es decir, incluir también la imagen de la mujer.

1796565_656222941083439_1298287396_n

 ¿Qué es lo más dificultoso de ser mina?
No poder salir tranquila a la calle. Estamos en un mundo en que le enseñamos a las mujeres a cómo no ser abusadas, pero no les ensañamos a los hombres a no abusar. Después de eso, nada. Amo ser mujer.

¿Cuál es a tu juicio la forma de violencia hacia el género que habría que atender con más premura?

Yo creo que habría que atender todas y cada una de las formas de violencia hacia el género. Cuanto antes nos desprendamos de los perjuicios, como sociedad, más rápido va a llegar la libertad. Por otro lado, algo que realmente tendría que terminar ya mismo es la trata de personas y la prostitución infantil, la explotación de mujeres y niñas en forma desmedida, a cargo de los hombres que jerárquicamente ejercen el poder y control sobre el género femenino con violencia física y sexual.

1001046_10201283967763929_1712906743_n

¿En qué situaciones te sentís cosificada (vos, no otras mujeres)?

Yo, como músico, peleo a diario por un lugar que es considerado masculino. Me ha pasado en diversas ocasiones, que la gente supone que soy la novia de un músico, que estoy sosteniendo la guitarra de alguien, un novio o algún hombre. Quiero decir: son mis cosas pero creen que son de alguien más. Vivimos inmersos en prejuicios. También me pasó que muchas personas, al ver el disco de mi banda -“Acido Plexippus”- creen que mi rol es hacer coros, justamente, porque soy la única mujer. Yo soy la guitarrista principal de la banda. Pareciera que hay que pedir permiso, o que queda mal decirlo muy fuerte. Pero es así. No hago coros. Soy la guitarrista principal y única de la banda. Otras veces me tocó escuchar, después de bajar del escenario, que me digan cosas como “tocás bastante bien para ser mujer” o “la verdad que al ser mujer no esperaba que toques así”. De todos modos, siempre, al final, termino por redimir esas palabras desubicadas y esa forma de violencia tan internada en la sociedad, en la cabeza de la gente. A veces lo logro pensando que pude sorprenderlos y que mi música pudo sacar a esa persona del eterno perjuicio en el que vive. Bah, no lo pienso así. Pienso “les cerré la boca con mi música”.

Anuncios

Categorías:Entrevistas, Feminismos

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s