La banalización de lo banal

Por Florencia Blanca

scalabr

Scalabritney, Martín Zícari.

Entropía, 2014.

96 páginas.

 

Tener veintipico, pasar el tiempo en el patio de la facultad, escapadas con amigos, fiestas, un trabajo mediocre y viajes en colectivo se condensan en un relato de lo intrascendente: “Fuimos a un quiosco y cuando hubo que pagar Flor buscaba algo en los estantes y tuvo que pagar Aye, pero le dieron un encendedor re feo, de esos de Candela, de esos transparentes que se rompen al toque y prenden re mal, y ahí yo puse la diferencia, que eran dos pesos, y compramos un Bic celeste, de los chiquititos, que son re tiernos y tiene alta llama.” Algún lector podría suponer que en Scalabritney se busca la belleza en lo cotidiano, que mediante una escritura que se apoya en el discurso oral se intenta dar cuenta de los códigos de una generación. Ese lector podría ser alguien que se dedique a adornar contratapas y no las firme. La primera novela de Martín Zícari (o más bien “nouvelle” porque para Marto, el narrador de Scalabritney, seguramente esta sea una edición re chiquitita y re linda) se resume más bien en el relato de un adolescente tardío que durante 96 páginas se dedica a divagar sobre sí mismo -su bici, sus poesías, sus dibujitos- con una cantidad cuestionable de diminutivos.

Quizás Scalabritney sea una oda a la trivialidad o una reivindicación de la frivolidad que pone en jaque ciertas concepciones acotadas de lo que la escritura debe ser (sí, esas concepciones destruidas hace cien años).  Quizás esto se evidencie desde el título mismo donde Scalabrini Ortiz y Britney quedan a la par.  Pero nuevamente se puede descartar esa opción: en el libro de Martín Zícari no hay nada de provocador o incisivo. Al menos Britney tuvo una historia más entretenida que incluye drogas, ataques de ira y una rapada.

Distorsionando bastante el concepto de François Jost en El culto de lo banal. De Duchamp a los reality shows lo que se encuentra en Scalabritney es una gran “banalización de lo banal”. Entonces la novela no aborda adrede lo banal ni tematiza sobre ello. No hay ni parodia ni sarcasmo (pero definitivamente podría ser un plato fuerte para consumo irónico futuro). Y esto quizás sucede entre otras cosas porque en la voz narrativa nunca logra producirse el más mínimo distanciamiento: “El viaje en el 151 está buenísimo, porque ya a la altura de Colegiales está re vacío y es de esas líneas nuevas que tiene el piso súper bajo y muchas ventanas y los caños para agarrarse son amarillos y tienen como curvas que pasan por todo el colectivo para todos lados como una explosión de líneas y yo siempre me imagino que el punto de fuga de todas las líneas soy yo y cierro un ojo o me pongo un poco bizco y de repente soy el centro del universo y de mí salen todas las formas que me rodean.” Si se puede catalogar a Scalabritney como un exponente de la “literatura del yo”, eso aún no nos salva de encontrarnos con una sucesión de páginas donde no se desarrollan conflictos narrativos o temáticos sino egocentrismo y autoindulgencia. Y ese mundo indie, ameno y colorido que construye Zícari donde no hay confrontación o violencia de ningún tipo, donde un encuentro sexual tiene la misma intensidad que comer un paquete de palmeritas o bailar en cuatro patas, solo puede ser la representación de un mundo idiotizado, y no estoy hablando de un narrador idiota como en El sonido y la furia. Si entonces en su banalidad Scalabritney no genera un desafío de lectura ni se aboca a un relato tradicional que al menos intente entretener al lector solo le queda ser el regodeo en su estetizada estupidez.

Anuncios

Categorías:Reseñas

Tagged as: , ,

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s