Zurita: “La mejor medicina es la preventiva”

IMG_0162

 

Marcos Zurita es psiquiatra y editor. Dirige la revista Atlas. y es autor del libro De aquí a la paternidad, junto a Javier Fabrissini.

¿Qué pensás del aborto?

Tiene muchas aristas, no estoy diciendo ninguna novedad. Apartándome de las cuestiones más personales, como médico, lo primero que pienso acerca del tema es en el daño físico y psicológico de los abortos clandestinos, pero no lo linkeo inmediatamente con el contrapeso de la legalidad. No es tan automática la cosa. Lo que me preocupa es el aborto que aparece como consecuencia de una débil prevención en salud, junto con una ineficiente educación sexual. La mejor medicina es la preventiva y en esto creo que la legalización del aborto se puede equiparar a la política de prevención de daños en las adicciones. Está bien, es actuar sobre lo que ya existe, como prevención secundaria, pero no es una buena estrategia desde el punto de vista de la salud pública si no se complementa con una buena acción primaria. ¿Cómo se llega a la situación de un aborto provocado (aclaro lo de provocado porque el aborto “natural”, esto es, un embarazo que no llega a término, es algo que ocurre con mucha frecuencia, y no está demás aclararlo) ?  Desconozco si hay datos serios al respecto, pero pondría el foco ahí ¿Cuáles de todas las situaciones que llevan a la situación de un aborto pueden evitarse? ¿Cómo?

¿Escribiste alguna vez sobre el aborto?

Recién en la pregunta 1 🙂

¿Te harías un aborto?

Es una pregunta complicada de responder ahora que soy mas grande y soy padre. En mis años juveniles hubiera dicho que sí, que sin dudar, que uno es dueño de interrumpir un embarazo no querido. Ahora que el mundo se volvió subjetivamente más complejo, ese “no querido” no es tan lineal, no está tan claro y no es un argumento sólido. Uno se va amigando con el concepto de responsabilidad y es ahí donde pasa a descansar la autonomía. No es hacer lo que quiero sino pensar en  las consecuencias como algo propio y no “impuestas” por un otro al que de tanto dirigirme lo hago consistente y en esa consistencia, se evapora lo libertario de la acción. Hay argumentos que son más unívocos. Un embarazo producto de una violación, un embarazo complicado que pone en riesgo a la madre, o un diagnóstico ominoso en el producto de la gestación inclinarían la decisión hacia el sí. Pero el tema, y no es un detalle menor, es que cada quien construye su mundo de acuerdo a tramas subjetivas que son propias y pretender ponerlas bajo el dominio de la universalidad, por más  “bienintencionada” que sea, es un coartación de la autonomía y de la libertad individual también.

Anuncios

Categorías:aborto

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s